El narco colombiano Carlos Lehder está libre y en Alemania

 El narco colombiano Carlos Lehder está libre y en Alemania

Carlos Enrique Lehder fue uno de los fundadores del Cartel de Medellín y el primero de ellos en ser extraditado a los Estados Unidos de Norte América donde se encuentra actualmente pagando una condena de 55 años. Nació Armenia en Colombia en el año 1949.

Carlos Lehder, dio sus primeros pasos en el mundo delictivo contrabandeando autos robados en los Estados Unidos hacia Colombia, donde se comercializaban en un concesionario manejado por su hermano. Mientras conducía un vehículo reportado fue capturado por la policía y enviado a una prisión localizada en Danbury, Connecticut. En la cárcel conoce a George Jung; un narcotraficante experto en enviar marihuana hacía los Estados Unidos a través de México.

En 1975, cuando Lehder sale de prisión bajo palabra, decide involucrarse en el negocio del narcotráfico, específicamente con la droga más costosa:  La cocaína. La droga era producida en Colombia por Pablo Escobar. Los hermanos Ochoa se encargaban de la Logística y gracias a sus conexiones lograban realizar las exportaciones. Creándose así el Cartel de Medellín, que más tarde deja un legado de sangre, muerte, impunidad y otras barbaries.

Carlos Lehder, prácticamente se apodera de una isla llamada Cayo Norman la cual utiliza como puente para ingresar la mercancía hacia los Estados Unidos. Cayo Norman se convierte en el escondite perfecto, en el centro de reuniones del Cartel de Medellín. Lehder logró obtener un considerable nivel de riqueza y llegó a ofrecer la posibilidad de pagar la deuda externa de su país, Colombia.

Mas tarde, Cayo Norman se convierte en el punto de mira de la DEA y junto con la policía bahameña logran intervenir la isla poniendo fin a sus actividades delictivas. Luego de esta intervención Lehder regresa a Colombia para establecerse y retomar los negocios. Funda el MAS (Muerte A Secuestradores) y el Movimiento Cívico Latino Nacional que se declaraba como “Anticomunista, Anticolonialista, No Alineado, Antifascista, Antisionista, Anti Marxista-Leninista, Latinoamericanista, Nacionalista, Regionalista, Moralista, Ecologista, Bolivariano, Republicano, Católico, Apostólico, Romano” con lo que buscaba obtener el suficiente apoyo político para modificar el status legal para sus propios intereses. Quienes lo conocían lo describían como un hombre tan encantador como perturbado.

Para Escobar no había nada más peligroso que un socio medio loco.

Mientras tanto, un diligente Ministro de Justicia llamado Rodrigo Lara Bonilla iba destapando sus nexos tanto en la política como en el deporte lo cual desató la violencia del Cartel de Medellín que llegó a terminar con la vida del ministro, este hecho es el inicio del declive del cartel. Es entonces cuando Belisario Betancourt firma la extradición de los hermanos Ochoa, de Gonzalo Rodríguez Gacha, de Pablo Escobar y de Carlos Lehder.

Lehder es perseguido constantemente por las autoridades, la policía que en ese momento colaboraba con el cartel, le dice a Pablo Escobar que están a punto de sacarlos de Medellín por la falta de resultados. Por lo que Escobar decide entregar a Lehder a las autoridades, lograba deshacerse de él y además evitaba que la policía bajo su mando fuera sacada de Medellín.

Lehder le pide a Escobar que le preste una finca en el oriente antioqueño para resguardarse por un tiempo. Es entonces cuando Escobar aprovecha la oportunidad y les da el aviso a las autoridades de su paradero que culmina con la captura de Carlos Lehder el 4 de febrero de 1987. A las pocas horas de su captura fue enviado a Estados Unidos en donde fue sentenciado a cadena perpetua más 135 años en una prisión de Marion, Illinois.

En el año 1992, su condena fue rebajada a 55 años, debido a sus declaraciones en el caso del presidente panameño Manuel Noriega. Igualmente alegaba que el gobierno de los Estados Unidos no había cumplido con el acuerdo bajo el cual él accedió a testificar.

En el año 2010 le envió una carta al entonces presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez pidiéndole que intercediera por él ya que el gobierno norte americano le había incumplido el trato. El 11 de agosto del 2015 vuelve a enviar una nueva carta, al actual presidente de Colombia Juan Manuel Santos, diciendo que el merecía morir en Colombia. La respuesta del gobierno fue que ellos no mediarían en su favor.

Después de cumplir más de 30 años de condena en EE.UU, Carlos Lehder nunca se declaró culpable. De haberlo hecho, habría podido pasar la mitad del tiempo en la cárcel.

Pero eso ya es historia. Desde el pasado junio se encuentra en Alemania, la tierra de sus antepasados.

La Bola De Fuego

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

creado por: low-cost-web.com - Diseño Web