El psiquiatra, académico y asesino venezolano que seducía a sus pacientes

 El psiquiatra, académico y asesino venezolano que seducía a sus pacientes

Por Sofía Nederr.- El reconocido médico venezolano mató a una estudiante de comunicación social, con quien mantenía un romance, para evitar exponerse al escarnio público. La joven fue la última de las víctimas a las que poseía bajo los efectos de la sedación.  El galeno tenía un registro de 1200 mujeres desnudas.

“Ese día que me entregué a mi psiquiatra tuve mucho miedo. Pero me trató bien, me dijo de hermosa a muchas cosas más, me besaba muy sensualmente de modo que no lo olvide de pronto. Después de ese día estuvimos hablando mucho, me dijo que se iba a volver a repetir, ojo pero sin compromiso, además que él es una persona mucho mayor que yo, sin mentira debe tener como unos 60 años o tal vez más. Ayer lo volví hacer con él, pero no tan igual como el primer día, ya que estaba en horario de consulta y pues no podíamos durar mucho. Creo que sin querer le estoy agarrando cariño, pero eso es muy mal, porque quiero a Mariano y el psiquiatra sólo me quiere como objeto. No sé qué hacer. Ah no sé si les había dicho pero mi primera vez lo hice con él, con el psiquiatra. Imagínense cómo estoy”.

Con estas palabras la joven Roxana Vargas, estudiante de comunicación social, registró en su blog los contactos íntimos que mantuvo con su psiquiatra y posterior asesino: el reconocido psiquiatra venezolano Edmundo Chirinos.

Con una reputación académica intachable, el médico fue rector de la Universidad Central de Venezuela y era especialista en Neuropsiquiatría y Psicología Clínica, de la Universidad de Londres.

La joven de 18 años, de origen humilde, llegó a la consulta de Chirinos guiada por sus padres tras padecer de depresiones, bulimia y anorexia. En medio de su tratamiento médico, la paciente se volvió codependiente de su psiquiatra. Su cuerpo fue hallado en un terreno baldío en las afueras de Caracas el 14 de julio de 2008. Un brutal golpe en la cabeza fue la causa de su muerte.

Debido a que la familia y el círculo cercano de la muchacha sabían de su relación patológica con el médico, las investigaciones condujeron a su consultorio, donde consiguieron sangre y un zarcillo de la joven. En la clínica también fueron halladas fotos de otras 1200 pacientes desnudas que habían sido capturadas mientras estaban bajo los efectos de la sedación.

La joven de 18 años, llegó a la consulta de Chirinos guiada por sus padres tras padecer de depresiones

Durante el juicio en su contra, salieron a relucir los casos de 14 mujeres que habrían sido violadas por Chirinos al estar sedadas durante la consulta médico-paciente.

De acuerdo con el acto conclusivo del Ministerio Público, en un expediente de 297 páginas, “la víctima no había tenido un contacto sexual previo”. Aunque la Fiscalía solicitó una condena de 30 años de prisión para Edmundo Chirinos, el Juzgado 5° de Juicio de Caracas lo condenó a 20 años. 80 pruebas sustentaron la acusación que arrojó la culpabilidad del crimen del psiquiatra.

El médico, que también fue candidato a la Presidencia de Venezuela, cumplió la mayor parte de su sentencia bajo arresto domiciliario hasta que fue hallado muerto, el 24 de agosto de 2013, cuando tenía 79 años.

Experto en el manejo mental, Edmundo Chirinos negó siempre las acusaciones sobre el homicidio de Roxana Vargas: “No hay ningún elemento de juicio para decir esto (su presunta relación con el asesinato de la estudiante). Yo pido que me investiguen. Me pueden investigar toda mi vida, todo lo que pueda tener, para que demuestren qué calidad de ser humano he sido”.

La presencia del psiquiatra era obligada en disertaciones públicas de psiquiatría y política venezolana. En sus disertaciones escondía un trastorno límite de personalidad. El especialista, que escondía sigilosamente sus patologías, fundó el Colegio de Psicólogos de Venezuela en 1961.

Sobre las tablas

“Cuando analizas estas cosas te das cuenta que las personas no son buenas en su totalidad, ni malas completamente. De este tipo (Chirinos) se puede decir cualquier cosa negativa, pero tenía grandes capacidades intelectuales, y por supuesto, un poder enorme para manejar a la gente. Esa es una de las cosas que aprovecho en el monólogo; cómo es capaz de prácticamente hipnotizar a las personas y hacerlas caer en su parlamento”, ha señalado el actor Héctor Manrique, quien interpreta al psiquiatra asesino en la obra teatral “Sangre sobre el diván”.

Héctor Manrique interpreta al psiquiatra Edmundo Chirinos

La obra se basa en el libro del mismo nombre que fue escrito por la periodista venezolana Ibéyise Pacheco. “Por su prontuario, su narcisismo, sus delirios y sus crímenes parece un hombre inventado, pero el doctor Edmundo Chirinos existió”, escribió Mario Vargas Llosa, a propósito de la presentación en España de la obra sobre el crimen del psiquiatra.

El escritor destaca el delirio y la egolatría de Chirinos. El psiquiatra, autor de centenas de libros, también fue conocido por ser el médico que atendió al expresidente venezolano Hugo Chávez.

La Bola De Fuego

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

creado por: low-cost-web.com - Diseño Web