Manuel Charlín Gama: El incorregible capo gallego

 Manuel Charlín Gama: El incorregible capo gallego

Manuel Charlín Gama, capo del narcotráfico español. Foto: Captura

Por Sofía Nederr.- Manuel Charlín Gama es un octogenario capo del narcotráfico de origen gallego. Tras dos décadas en la cárcel, en 2010, el llamado patriarca del Clan de los Charlines obtuvo su libertad.

Su condena fue pagada en la cárcel pontevedresa de A Lama en España. El criminal fue sentenciado a 20 años de prisión por narcotráfico y 13 años por blanqueo. Salió antes de cumplir el tiempo total de su pena debido a la doctrina del Tribunal Constitucional, según la cual aplica la refundición de las penas cuando se cumplen dos o más condenas.

En el historial delictivo de Charlín Gama figura la fundación del negocio de los estupefacientes en Galicia que permitió, desde finales de 80, la apertura a los carteles colombianos de la cocaína y a las mafias del hachís marroquí con la mayor flota naviera que operaba desde la ría de Arousa.

El patriarca tiene seis hijos que siguieron el negocio familiar del narcotráfico. En 2019, se le acusó de abusos sexuales a una menor.  Además, fue asociado con el incendio de dos coches que aparecieron calcinados en medio de su pueblo, Vilanova de Arousa (Pontevedra).

Manuel Charlín Pomares, uno de los hijos del incorregible capo, murió a los 55 años víctima de un cáncer, en 2019. “Manolín” como era conocido, fue detenido por primera vez a los 18 años, con un alijo de hachís entre manos.

Más negocios

Aunque se manejan muchas versiones sobre la fortuna del patriarca del Clan de los Charlines. En 1997 sus propiedades fueron tasadas en más de 30 millones de euros.

Un aspecto interesante es que el salto de Los Charlines al mundo de la droga se produjo luego de la muerte de Francisco Franco. Los aires de cambio en España llegaron acompañados de un creciente apetito por sustancias como el hachis.

El narco octogenario acumula varias historias. A principios de los años sesenta, Charlín fue multado por contrabando de dinamita que había traído de Portugal. En ese tiempo, el capo controlaba una de las bandas más importantes del contrabando de tabaco.

Las pesquisas policiales apuntan a que, en junio de 1980, Charlín estuvo detrás de una bomba de fabricación casera que reventó la puerta de la casa de otro afamado contrabandista y narcotraficante: Manuel Carballo. El artefacto explosivo estaba compuesto por uno o dos cartuchos de dinamita.

En febrero de 2020, a los 86 años, Manuel Charlín Gama fue cazado por la Policía local de Vilanova conduciendo uno de sus coches, aunque se le había retirado el carné de conducir. Este incidente provocó el regreso del capo a los juzgados por un delito contra la seguridad vial.

La Bola De Fuego

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

creado por: low-cost-web.com - Diseño Web