Médico militar español que inventó la anestesia epidural y el mérito se lo llevo otro

 Médico militar español que inventó la anestesia epidural y el mérito se lo llevo otro

La crueldad de la guerra lo llevó a hacer el descubrimiento más importante de la historia de la medicina moderna, cuando España atravesó un gran número de desastres militares durante el Siglo XX.

Fidel Pagés nació  en 1886 y creció en la ciudad de Huesca en una familia de clase media-alta, estudió la carrera de Medicina en la Universidad de Zaragoza, donde recibió su título en Medicina y Cirugía con honores en 1908. Durante esos años, aprendió el idioma alemán, algo que tendría importancia más adelante en su carrera, cuando tuvo la oportunidad de intercambiar experiencias con cirujanos de origen alemán. En 1908 ingresó en el cuerpo médico del ejército.

Su primera y gran prueba como médico militar, la enfrento durante la Segunda Guerra del Rif, «fue un enfrentamiento originado por la sublevación de las tribus del Rif, una región montañosa del norte de Marruecos, contra las autoridades coloniales españolas y el Imperio colonial francés.  Cuando apenas tenía un año en la Academia de Sanidad Militar (1906), es enviado a Melilla (Norte De África) tras un enfrentamiento conocido como el “Barranco del Lobo” que dejo a más de medio millón de heridos en la primera jornada de batalla y una ciudad hundida en el caos y la desesperación ante posibles amenazas de las fuerzas enemigas.

Durante los meses siguientes cuando la guerra se hace más fría, las labores de los médicos se hacen casi insuficientes ante el aumento de bajas del bando español; por lo que Pagés siente que debe hacer algo al respecto. Organizando así una compañía de ambulancias de montaña, que permite que el personal médico llegue hasta la primera línea y que los heridos puedan ser tratados y evacuados rápidamente, interesándose en la creación de una especie de anestesia (hasta el momento inexistente), que ayudase a reducir el padecimiento de cientos de hombres y mujeres en los quirófanos de campaña.

En 1917, durante la Primera Guerra Mundial, gracias a su conocimiento del idioma alemán y su experiencia en heridas de guerra, fue comisionado para inspeccionar los campos de prisioneros del Austria-Hungría. Durante varios meses, practicó un gran número de operaciones en el Hospital no. 2 de Viena. Pagés estaba probablemente familiarizado con la literatura médica alemana y francesa en experiencias anteriores con anestesia en el espacio epidural y en Viena tuvo contacto con cirujanos austríacos y alemanes que habían experimentado con esas técnicas. Tomando forma su teoría sobre la «anestesia metamérica».

Tras el regreso de la guerra se encuentra en Madrid, donde fundó la Revista  Española De Cirugía.  Donde quiso compartir sus descubrimientos sin saber que cometía un error que borro su nombre casi por completo de la historia; ya que en junio de 1921, Fidel Pagés publica un artículo en esa misma revista que revolucionará la medicina. El texto se titula «Anestesia Metamérica» y en él Fidel Pagés explica el método de lo que hoy se conoce como epidural, pulido y desarrollado a lo largo de sus años como cirujano de guerra.

Ante un nuevo llamado a los campos de batalla, esta vez ante el Desastre de Annual que casi provoca el desplome de las posiciones españolas en el Rif, va mejor preparado que nunca y se atreve con operaciones que hasta los mejores cirujanos de la época consideran inoperables, como heridas abdominales o los «drenajes transcerebrales», como los denominó en uno de sus escritos. Considerado uno de los mejores cirujanos de la época, con  estadísticas militares que demuestran que el 70% de los operados por él en los hospitales avanzados, sobrevivían. Comparado con el 52% que salvaban la vida en los hospitales de retaguardia

En 1923, Pagel decide tomar un descanso y solicita un permiso para irse de vacaciones junto a su familia. El 21 de septiembre cuando regresaba a Madrid, su coche sufrió un accidente tras dar varias vueltas de campana, acabó estrellándose contra un árbol. Pagés murió en el acto, truncando la carrera profesional de uno de los científicos más prometedores de esa época.

Incluso Una década después, en 1932, Achilles Dogliotti, un médico italiano, se arrogó el mérito de haber descubierto la anestesia epidural y así fue reconocido en todo el mundo. Sin embargo Un médico argentino, Alberto Gutiérrez, sabía del método de Pagés por haber leído el artículo y luchó denodadamente porque se reconociese el nombre del aragonés. Así, Fidel Pagés se salvó del olvido en el último momento y su nombre es hoy reconocido.

Desde el 2007, el Ministerio de Defensa otorga un premio a la investigación en sanidad militar denominado Fidel Pagés Miravé, en su honor.

La serie de televisión española Tiempos de Guerra, gira su trama en torno a la Guerra del Rif, en donde el médico aragonés Fidel Pagés, es interpretado por el actor Fidel Calderón.

La Bola De Fuego

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

creado por: low-cost-web.com - Diseño Web