Simo Häyhä, el francotirador más letal de la Guerra de Invierno

 Simo Häyhä, el francotirador más letal de la Guerra de Invierno

Por Sofía Nederr.- Simo Häyhä, quien nació en 1905 en Rautjärvi (Finlandia), pasó a la historia por ser uno de los francotiradores más letales. De hecho, su desafortunado registro habla de que el hombre acabó con más de 500 soviéticos con su fusil durante la Guerra de Invierno. Esta guerra estalló, en 1939, cuando la Unión Soviética atacó Finlandia tres meses después del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Häyhä ingresó en la Guardia Civil Finlandesa antes de los 20 años. En ese cuerpo, el hombre afinó su puntería y se convirtió en uno de los mejores tiradores de su unidad.

El francotirador, cuyo apodo era “Muerte Blanca”, nació en una familia de ocho hijos. Sus padres tenían una granja familiar. Dentro de sus pasatiempos figuraron el esquí, disparar y cazar.

De allí que Häyhä se convirtió en un experto tirador. Fue así como ganó competiciones acertando seis veces en un minuto a un pequeño objetivo ubicado a 150 metros de distancia.

Órdenes cumplidas 

“Hice lo que me ordenaron de la mejor forma que supe”, fue el argumento de Simo Häyhä, en su ancianidad cuando fue interpelado por sus sentimientos tras los crímenes cometidos.  Los múltiples asesinatos cometidos por el finlandés lo convirtieron en uno de los francotiradores más letales del mundo.

Este triste récord lo logró en 100 días en que el Ejército de Finlandia mantuvo a raya a la maquinaria militar de Stalin. El francotirador, cuya cara se desfiguró a consecuencia de un disparo, murió en el 2002.

Simo Häyhä y el ejército finlandés desplegaron la Guerra de Guerrillas como tipo de combate. Esto significó que mientras los rusos activaron grandes contingentes de infantería, los finlandeses optaron por esconderse en los bosques para atacar solo para actuar cuando lo creían oportuno.

De acuerdo con los registros históricos, el ejército de Finlandia y el francotirador conocido como “Muerte Blanca” tuvieron al invierno como su aliado durante la gélida guerra. Para algunos investigadores, “la falta de preparación del ejército soviético para combatir en el invierno se debió en parte a estimaciones sumamente optimistas sobre la duración de la campaña”.

La Bola De Fuego

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

creado por: low-cost-web.com - Diseño Web